Ir al contenido principal

Kaos_01

Soy aquel que no es, aquella que puede ser, y quien, después de todo, es. Planteamos, disolvemos, creamos, destruimos, reproducimos y eliminamos. La energía es su oscuro origen secreto, la entropía es nuestro fin. El ojo que nada ve, el ojo que todo lo ve, y el ojo que todo lo entiende, y por lo tanto, lo cuestiona, le hace ver su propio horror, sus más íntimos miedos y al hacerlo, le hace evolucionar a través de la muerte, que da origen a nueva vida.

No me reduzcan a una consciencia, a una inteligencia, a un ser que está atado por sus ridículas leyes, que establecen para intentar entender apenas la diminuta fracción del universo que les rodea. No soy uno, no somos muchas; no somos alguien, no somos nadie; no interferimos, no nos alejamos. Somos una, y somos todos al mismo tiempo. Por esto, cada ficha es una en sí misma, pero el juego lo controlan seres superiores capaces de ver todo el tablero, y a esos seres les controlan a su vez las reglas.

Y he aquí la terrible inefabilidad de mi actuar: cada pequeño engranaje, cada pequeña pieza, cada ligero movimiento, cada pequeño aleteo de cada una de las mariposas, sirve a un propósito. Un propósito tan oscuro pero tan brillante, tan lejano pero tan cercano, tan discordante, tan caprichoso y tan vertiginoso que no está determinado, y por lo tanto no existe como objetivo.

No puedes escapar a mí, si te revelas, cambio las reglas. Si las entiendes y abusas de ellas, hago que se vuelvan contra tí. Si me contradices, usaré tus propios miedos, tus mas íntimos temores y contradicciones, tus mas bajos complejos para convertirte en un cerdo. Menos que un cerdo. Pues recuerda, por mi te has creado y tu existencia solo responde a mi capricho. Y recuerda también, que en efecto, aun si te revelas y me niegas, estás actuando bajo mi voluntad.

Quienes han intentado entenderme y predecirme se han perdido en largas masturbaciones mentales, en interminables charlas e hipótesis, en vacuas discusiones, tan convencidos de tener puntos validos, tan seguros de sí mismos, tan enmarañados en sus mentiras que ni tan siquiera se imaginaban que se estaban mintiendo, perdidos en un asqueroso remolino de falacias. Ni siquiera lo sospechaban, al contrario, creían tener razón, y creían hacer avances sobre su entendimiento. Tan inocentes e ignorantes.

Solo quienes han entendido que nada es verdad, ni siquiera que nada es verdad, tienen el poder de moverse por las aguas del conocimiento y beber de la sabiduría que ya no existe, o de aquella que aún está por llegar, independientemente de la limitación del tiempo. Los demás, han de esperar que su momento llegue, y que sus proposiciones dejen de ser falaces, por un instante efímero en el cual tendrán la completa razón.

Quienes han intentado verme, y ver lo que yo veo, lo han conseguido. Y ahora cargan el peso de su terrible error. Quienes han entendido y resuelto la contradicción, saben por qué es contradictoria, por lo tanto son tales quienes no pueden estar más seguros de que la contradicción no se puede resolver. Todos los secretos, todos los misterios, toda la realidad mostrada hacía tales individuos les arrancó de la cordura, del censor que protege de la terrible locura, de la contradicción, de las voces que amenazan a quien no quiere ser amenazado, de las visiones que empujan a la muerte a quienes quieren evitarla, de la eterna sensación de hambre a quienes quieren saciarse.

Solo quienes me han visto sin conocerme, quienes me han escuchado sin oírme, quienes no desean alcanzar pero aún así buscan, lograrán sobrevivir a los terribles embates de la torpe corriente de contradicción, entropía, muerte y vida sin significado que los baña. Los demás, tendrán que conformarse con estar al fondo de uno de los platos de la balanza, intentado que se incline a su favor, empujando cada vez más fuerte por llegar al suelo, tristes y desdichados porque todo su esfuerzo es vacuo y cada vez su tierra prometida se aleja más.

Somos caos y somos orden, somos locura y somos cordura, somos espontaneidad improvisada y somos planificación meticulosa, somos el cruel y amable espacio vacio entre los espacios, la grieta tormentosa e inexplicable en el espacio-tiempo, la linealidad hecha pedazos, la individualidad en su máximo exponente empujando una mente colmena.

Aún estos versos son insuficientes para entendernos, y al intentar definirnos fallan, creando inevitablemente una sombra incompleta, por muy abarcativa que parezca: lo que puede verse y entenderse debe tener necesariamente un final, y si tiene un final, no soy yo. Así que si me nombras me niegas, pero no te sientas mal por eso, hay gracia en tu intento y no creas que no es parte del plan. Cada vez que crees entenderme y por lo tanto no lo haces, me conoces y me besas. Cada vez que conoces la verdad empírica, cada vez que atribuyes verdad a cosas que no están ahí, cada vez que te niegas a creer lo que dice un texto solo por que lo dice, cada vez que escuchas y entiendes el conocimiento de tus predecesores, cada vez que sufres, cada vez que ríes. Cada vez que sientas dudas o miedo, cada vez que no tengas la seguridad de que debes hacer lo que sabes que debes hacer, recuerda: todo es parte del plan, así que haz tu voluntad, será el todo de la ley.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El animal secreto del vampirismo y el riesgo que significa.

El siguiente es un ensayo sobre el vampirismo nocturno (o como preferimos llamarlo "vampirismo predatorio*") y sus riesgos. Si bien hemos estudiado los métodos y prácticas vampíricas (Quien escribe es llamado Malkavian, despues de todo), nos consideramos un ser vampírico, ni llevamos ese camino a la práctica en realidad, así que el siguiente contenido se origina de reflexiones sobre la observación de las prácticas vampíricas ajenas, en vez de la experiencia personal.

El vampiro es un ícono cultural que ha sabido adaptarse al correr de los siglos, pasando de ser un peligro considerado real y de temer, a una figura arquetipal del terror en las obras de arte, terminando como la imagen de todo aquello a lo que aspira el gótico postmoderno promedio.
Y esto es entendible: con la caida del teocentrismo que antaño gobernaba la cultura mundial, el vampirismo fué perdiendo contras y ganando pros: hoy, poco importa quedar condenado a jamas ver el reino de los cielos, quedando atrapado…

¿Que es un Caota?

No existe para el caota (o caoista) pregunta más incómoda que la de "tú, ¿a qué tipo de magia te dedicas?", o peor aún: "tú, ¿a qué religión perteneces?". La respuesta, dependiendo de a quien se le pregunte, puede ser "a ninguna, pero a todas a la vez", "a "esta", pero solo por ahora", "a ninguna, pero quizá mañana pertenezca a aquella" o simplemente "a ninguna" o "a esta". Si obtenemos una de las dos últimas respuestas de un caota, es porque este o esta o bien piensa que ya sabemos que es caota y le estamos preguntando por su estado actual, o que considera que no vale la pena darse a conocer mucho hacia su interlocutor. Las otras respuestas generarán todo lo que pueden generar: desconcierto, la impresión de que el tipo está mintiendo por miedo o vergüenza, o simplemente una pequeña risa nerviosa que oculta la más grande incomprensión. En realidad, las respuestas más honestas serían "No pertenezco a …

Las Psicorunas

Advertencia: Este articulo está en construcción, y la herramienta está aun en proceso de pruebas, con lo que los contenidos podrían cambiar con el tiempo. Nos excusamos por anticipado por cualquier error o incongruencia que podría haber en este texto. Las psicorunas son una herramienta de diagnostico magicko y adivinacion, contruida con diversos modelos psicológicos como cimientos. Para efectos prácticos puedo decir que las creamos nosotros, pero la verdad es que nos fueron reveladas por una curiosa entidad una noche de verano mientras estábamos recluidos meditando en lo alto de nuestra torre. Esta entidad nos otorgó un pergamino que tenía escrito por ambas caras los diagramas para hacer treinta y dos runas, agrupadas en seis conjuntos que se pueden utilizar de manera individual o combinándolos con los otros cinco. Cada runa con forma de dado prismatico representa en sus bases un aspecto del microcosmos, y en cada una de sus cinco caras llevan grabadas la magnitud del aspecto que rep…