Ir al contenido principal

Las Psicorunas

Advertencia: Este articulo está en construcción, y la herramienta está aun en proceso de pruebas, con lo que los contenidos podrían cambiar con el tiempo. Nos excusamos por anticipado por cualquier error o incongruencia que podría haber en este texto.

Las psicorunas son una herramienta de diagnostico magicko y adivinacion, contruida con diversos modelos psicológicos como cimientos. Para efectos prácticos puedo decir que las creamos nosotros, pero la verdad es que nos fueron reveladas por una curiosa entidad una noche de verano mientras estábamos recluidos meditando en lo alto de nuestra torre. Esta entidad nos otorgó un pergamino que tenía escrito por ambas caras los diagramas para hacer treinta y dos runas, agrupadas en seis conjuntos que se pueden utilizar de manera individual o combinándolos con los otros cinco. Cada runa con forma de dado prismatico representa en sus bases un aspecto del microcosmos, y en cada una de sus cinco caras llevan grabadas la magnitud del aspecto que representa ese dado, y son estas ultimas las que se deben ver al momento de hacer la lectura.

Las Runas

Como señalé antes, las psicorunas están divididas en 5 grupos o "familias", y cada familia tiene un numero variable de runas que varia entre las 3 y 5 runas, haciendo treinta y dos runas en total. Las runas tienen forma de prisma pentagonal, en sus bases traen grabado el símbolo de la runa que representan y (de manera opcional) un indicador de la familia a la que pertenecen. En las caras traen grabadas los signos ++, +, •, - y --, en este orden. Estos signos representan la intensidad en la que dicho elemento se manifiesta, siendo los signos simples de + y - que están en gran o menor medida respectivamente, pero de manera inamovible y estable en ese momento. Los signos dobles: ++ y -- significan o bien que dichos aspectos están ganando o perdiendo poder y relevancia; o que están presenten en gran proporción, muchas veces mas o menos de la necesaria; y por ultimo, el punto de equilibrio o • significa que ese aspecto existe en una medida en la que ni falta ni sobra, o también puede significar una gran inamobilidad o dificultad de alteración de ese aspecto. Al momento de la lectura, se recomienda leer el signo sobre el que se apoya la runa después de hacer la tirada. Detallaré el proceso sugerido de lectura y consejos para desarollar uno propio después, pero cabe aclarar que no es conveniente usar una sola familia de runas, a menos que se quiera una respuesta demasiado ambigua. No existen familias mas importantes que otras, todas funcionan en buena simbiosis y personalmente no excluyo ninguna al momento de usar mis tiradas, usándolas solo como referencia al momento de la lectura.
A continuacion detallaré cada uno de las familias y sus elementos, ordenándolos de forma arbitraria.

Los Contrastes

Los contrastes son 6 runas que pueden ser subdivididas en tres pares, siendo cada par una pareja de opuestos. Los contrastes representan el carácter dual y contradictorio del universo. 

Lo Masculino: No representa al genero biológico necesariamente, aunque bien puede hacerlo, pero es conveniente no cerrarse a esa interpretación. Lo masculino puede representar el principio activo, agresor, fuerte, que busca la dominación abierta, imponente y opresora. Puede sugerir también actos que requieran esfuerzo pleno pero corto.

Lo Femenino: Al igual que su contraparte masculina, a menos que sea evidente que tiene que ver con el genero biológico, es conveniente tener en cuenta las cualidades femeninas, como la pasividad, la maternidad, la sutileza, la atención a los detalles mas pequeños. Un principio generador y maternal.

Lo Lejano: Esta runa y su contraparte son uno de los casos en los que el significado de la runa es en varios aspectos el mismo que el significado literal de su nombre. Esta runa por tanto siempre significa que algo está fuera de alcance o por lo menos que no será facil llegar a tal. Dependiendo de las runas que tenga de compañeras, puede definir lejanía en espacio, tiempo, esfuerzo o de recursos; por ejemplo, puede significar que aquello que esperamos conseguir no está cerca a nosotros, no llegará en un corto plazo, no llegará fácilmente o requerirá una inversión mas grande. Estas variables no son limitadas, recalco que dependerá mucho de las runas circundantes.

Lo Cercano: La opuesta a la anterior. Sea lo que sea sobre lo que se hizo la consulta, esta cerca, o es inminente.

La Discordia: Elementos conflictuantes, contradicciones, fuerzas o voluntades que trabajan en sentidos opuestos y contradictorios. También representa el caos, el desorden, la anarquía, la falta de patrones y de liderazgo.

La Armonía: Opuesto a La Discordia: una gran sintonía, sincronía, una confabulación y entendimiento. También se interpreta como orden, ley, dominación, opresión o libertad limitada.

Acá señalo que no hay en las runas una definición de "bueno" o "malo". Es el sujeto de lectura quien debe valorar los aspectos una vez que el oráculo se los haya mostrado.

Las Reacciones

Este grupo muestra las engloba un espectro de tres posibles maneras en las que un sujeto puede establecer un vinculo entre si y un fenómeno. Obviamente, la tirada mostrará la reacción inconsciente, que puede o no ser la misma que la consciente: puede, por ejemplo, que estemos obsesionados con conseguir algo, pero que en el fondo sepamos que no necesitamos tal cosa, por lo que inconscientemente en realidad nos cause la mas grande indiferencia o incluso agobio interno ante la idea de "tener" que gastar dinero en algo infructuoso. Las reacciones son tres:

Asociación: Querer o necesitar, pero también aceptar. Representa que algo nos afecta realmente.

Disociación:
Lo opuesto a lo de arriba, es decir: no querer, no necesitar, no aceptar.

Indiferencia: Ni lo uno ni lo otro. La indiferencia ocurre cuando aceptamos algo tanto en su existencia como en su no existencia, o cuando sabemos que cualquiera de esos dos estados no nos afectará en lo mas mínimo. Desinterés.

En las runas de Reacciones, los signos de intensidad deben leerse como que tan seguros o presentes tenemos dichas reacciones. Por ejemplo, un ++ en rechazo significa que sentimos un rechazo completo, real y creciente; un + sería un rechazo importante y que más o menos nos roba algunos pensamientos cada cierto tiempo, pero que no es realmente tan grande o por lo menos no está incrementando; un • sería un rechazo normal, como el rechazo que se tiene a un sabor o comida: realmente no nos gusta pero no nos llama tanto la atención pues basta con hacer algo tan simple como evitar comer tal cosa; un - es rechazo pero que apenas sentimos, o que solo sale a flote bajo determinadas circunstancias, y un -- es un rechazo que tenemos ocultos a nosotros mismos, o al revés y es un rechazo que pretendemos tener pero en realidad es solo una fachada sin fundamento reales.

Las Emociones

Este grupo es el ultimo que tiene una fuerte influencia de la filosofía dualista. Tal y como los contrastes, se puede ordenar este grupo en pares opuestos. De esta manera obtenemos ocho runas separadas en cuatro pares de emociones opuestas. Estos son:

La Felicidad/Alegría: Las palabras felicidad o alegría se no alcanzan para definir esta emoción. Debe ser tomada como la expresión más pura de placer y regocijo. La felicidad es ese sentimiento positivo que nos da placer. Más o menos cualquier persona la ha experimentado, solo que quizá no de manera pura.

La Tristeza: El opuesto al anterior: una sensación de depresión pura, el dolor psicológico que también, más o meno, cualquier persona ha experimentado. Usualmente, cuando esta emoción es experimentada en gran medida en edades tempranas, es reprimida al inconsciente.


Aceptación: El reconocimiento de un ente o suceso como familiar, inocuo y normal. Experimentamos la aceptación más o menos en todo momento en la rutina del día a día, y evita que estemos cuestionándonos todo en todo momento. La aceptación tiende a ser inconsciente, y a llevar al origen de dicha emoción a la inconsciencia.

Rechazo/Repudio: El opuesto al anterior: una identificación de un ente o suceso como raro o fuera de lo normal, usualmente seguido de la activación del proceso de luchar o correr. De manera opuesta a la aceptación, el rechazo tiende a llevar al fenómeno que lo origina a la alerta consciente.

Ira: Furia, sentimiento de lucha, ganas de atacar, no necesariamente físicamente. La furia es experimentada en mayor o menor medida cada vez que se compite, pues es característica del sentimiento de competitividad. La ira es un claro indicador de que el sujeto poseedor de la ira cree poder enfrentarse y salir victorioso a lo que sea que origine la ira.

Miedo: El opuesto al anterior: el sentimiento de ataque de algo más fuerte, las ganas de huir de un enfrentamiento que no se puede ganar.

Sorpresa: El sentimiento característico de cuando se enfrenta a lo inesperado. Tiende a ser inconsciente y a activar reflejos inconscientes. Se produce de manera evidente cuando una acción X tiene una reacción completamente inesperada.

Expectativa: El sentimiento de previsión de un suceso en el futuro. Experimentamos la expectativa cuando introducimos una moneda en una maquina de refrescos. La expectativa puede convertirse en sorpresa muy fácilmente, especialmente cuando la expectativa es grande.

Alquimia de emociones: 

La mayoría de personas ha experimentado estas emociones en algún momento de su vida. Puede ser difícil aislar un momento en el que experimentamos estas emociones de forma tal y como se describen porque, en efecto, difícilmente las experimentamos de manera pura. Uno de los ejemplos más polivalentes es el amor, que, siendo un sentimiento tan complejo como lo es, no puede ser sino una mezcla de las ocho emociones mostradas en este modelo, adecuadas a la percepción que cada sujeto pueda tener de lo que llama amor; el enamoramiento físico a primera vista puede ser así una mezcla de sorpresa, aceptación y felicidad en distintas medidas. La clave está en jugar con la intensidad de estas emociones y el orden en que se experimentan (pudiendo experimentarse cadenas largas de emociones, incluso superpuestas, apenas en un instante.)

Las necesidades:

Este grupo reúne las necesidades básicas del ser humano. Apenas tiene diferencias con las necesidades de la pirámide de Masllow. Son:

Necesidad Fisiológica: Representa la necesidad de estabilidad de los procesos biológicos básicos: alimentación, respiración descanso, sexo y homeostasis.

N. de estabilidad: Podemos entender a la estabilidad como la seguridad de que todas demás necesidades, especialmente fisiológicas, serán satisfechas en el futuro. La necesidad de estabilidad engloba situaciones como la necesidad de una fuente de recursos estable, un marco ideológico estable, la seguridad del sujeto y las personas cercanas a tal, etc.

N. de afiliación: La necesidad de un circulo social intimo con quien compartir experiencias, sentimientos, proyectos y establecer vínculos, no necesariamente positivos (por ejemplo, una persona puede tener la necesidad de crearse enemigos sobre los cuales proyectar y dirigir sus sentimientos agresivos y reprimidos.)

N. de fama: La fama, entendida como el reconocimiento de los actos de una persona ante el publico y ante si misma, es una necesidad casi enteramente social, como la anterior. El reconocimiento es una necesidad que debe ser satisfecha de una forma u otra: muchas personas cometen actos socialmente inaceptables con el mero fin de llamar la atención, mientras que otra personas tienen una necesidad negativa de fama, prefiriendo alejarse del foco de atención.

N. de realización: La realización es la necesidad del sujeto de llegar a ser la versión idealizada que tiene de sí mismo. Esta necesidad puede reconocerse en acciones o metas sin un fin en especifico más que el de realizar la acción o llegar a tal meta.

Los Rasgos: 

Este grupo está directamente relacionado con las necesidades. Cada rasgo representa una actitud o parte de nuestra personalidad. Siendo una modificación del modelo de los Cinco Grandes en correspondencia con la pirámide de Masllow, los rasgos son:

Aventura: El rasgo de aventura refleja que tan avezado es el sujeto, que tan abierto al cambio y a un nuevo proyecto o experiencia. Se relaciona con la necesidad de realización.

Responsabilidad: Este rasgo implica el nivel de compromiso del sujeto para con algún objetivo. Se relaciona con la necesidad de fama, pues para conseguir reconocimiento, ya sea de héroe o de villano, ante los demás o ante la misma persona, esta necesita compromiso y dedicación hacia un objetivo o idea.

Amabilidad: El rasgo de amabilidad podría ser llamado también de bondad. Indica la actitud hacia otras personas de forma intima. Una persona amable será altruista y empática, independientemente del interés que haya detrás. Se relaciona a la necesidad de Afiliación.

Paranoia: El rasgo de paranoia refleja la preocupación del sujeto hacia los problemas y posibles amenazas de distintas índoles. Las características de la paranoia acá son la extrema precaución y previsión de posibles resultados, llegando incluso al miedo. Se relaciona a la necesidad de Estabilidad.

Actividad: La actividad refleja la cantidad de energía física y mental que un sujeto es capaz de invertir. Es un rasgo bastante primitivo y se relaciona a la necesidad fisiológica.

Estas relaciones son las conexiones ideal o "bien aspectadas" de los rasgos. Si bien, una persona puede invertir amabilidad para intentar cubrir otra necesidad ademas de la necesidad de afiliación (y de hecho, la manera correcta de cubrir todas las necesidades es usando todos los rasgos para cada una) este modelo muestra las relaciones como ejemplo y referencia de todos modos.

Los Elementos:

Ultimo pero no menos importante, está el grupo de los elementos. Basado en los cinco elementos de la alquimia clásica, recoge los comentarios de Peter J. Carroll sobre este modelo, reflejando ademas de los elementos, las cuatro fuerzas fundamentales de la física más la quinta etérea. La interpretación clásica de la alquimia también es aplicable, pero detallaremos una propia como referencia.

Tierra / Masa: Indica un aspecto concreto e indeformable del universo y de la consulta. Este elemento puede ser indicador de un objeto físico, ganancia de bienes materiales o de movimientos concretos.

Agua / Tiempo: Indica flujo, continuidad, un aspecto concreto pero ya no indeformable de la realidad. El titulo de tiempo es bastante autoexplicativo.

Aire / Espacio: Indica localización, un aspecto  y altamente deformable, de la realidad, pero aun impenetrable. Fácilmente señala una relacion de espacio, con el motivo de la consulta.

Fuego / Energía: Indica un principio activador, penetrable y completamente deformable, al punto que se adhiere e imbuye a aquello que entre en contacto con tal. La energía puede indicar la fuerza de trabajo que se está invirtiendo en el motivo de consulta.

Æther / Espíritu: El aspecto más sutil del universo. Puede sugerir una influencia mágicka, un flujo de datos por un medio de comunicación virtual o una la influencia de una consciencia.

Uso y Método de Lectura.

Existen pocas pautas mandatarias en el uso de las psicorunas. Como con cualquier herramienta magicka, y más aun de adivinación, lo ideal es que el magus explore la herramienta y se familiarice con ella. Eventualmente esto revelará la manera correcta de lectura para el propio magus.

La pauta que sí se deberían tomar altamente en cuenta para el uso de las psicorunas es su capacidad para formar "palabras". Para entender esto, tenemos que señalar el hecho de que cada psicoruna en sí misma solo puede ofrecer demasiado poca información o demasiado ambigua. Una tirada debería consistir en no menos de tres runas. Usualmente nosotros indicamos al sujeto recoger y lanzar un numero aleatorio de runas, usualmente resultando en entre tres y seis runas arrojadas sobre la mesa por el consultante. Luego, procede a leer y anotar los glifos y las intensidades de los dados. Aquí es donde tenemos que aplicar la capacidad para formar palabras de las runas: debemos ver a cada runa como una letra, con lo que los grupos de runas forman palabras que nos detallarán la respuesta a nuestra consulta. Para esto es preciso usar la intuición, tanto para agrupar las runas apropiadamente como para establecer la conexión entre ellas.

Ritual y Fabricación.


Sin duda, las psicorunas son una herramienta util y versatil a la hora de identificar los deseos, problemas e inquietudes escondidos en las profundidades del inconsciente. Para lograrlo, el magus las utiliza para sumergirse en el subconsciente usando ardides mentales desde el mismo momento de su creación.

De hecho, lo indicado es que el magus haga sus propias psicorunas en un ritual para cada una de los dados. De no ser posible o de no tener la completa seguridad de que se pueden hacer los rituales adecuadamente, es preferible usar un único molde para hacer los treinta y dos dados.

El ritual tiene como objetivo hacer una instantánea del inconsciente del magus y plasmarla en cada uno de los dados. Obviamente, esto supone un esfuerzo en el cual el magus invocará en sí cada uno de los aspectos de las runas mientras moldea con sus manos cada dado, imprimiendo en él de manera subconsciente un patrón único encriptado en los pequeños detalles e imperfecciones que tengan los dados, de manera que, en el momento de la lectura, el magus elija los dados correctos, plasmando en la tirada un información extraída de su inconsciente. (Esta explicación y ritual intenta explicar el funcionamiento de la herramienta, pero no podemos presentar pruebas ni evidencia para sustentarla. El echo es que la herramienta como tal funciona. Tenemos otra posible explicación de por qué funciona, pero preferimos reservarla en secreto)

El ritual inicia con un destierro al gusto del magus, siguiendo con una consagración/exorcismo del material a usar para fabricar los dados. Recomiendo usar un material de moldeado fácil, como arcilla o porcelana fría, pero esculpirlos en un material duro como madera o piedra también puede servir, esto queda a completa discreción del magus.

El magus procede a invocar en su psique el aspecto del dado que desea fabricar, trayendo a consciencia recuerdos, ideas o cualquier imagen mental que le sea de utilidad para llenarse de aquello que intenta plasmar en la runa. Mientras lo haga, debe colocar el material en el diagrama referencial y proceder a darle forma. En el sumun de la invocación, debe moldear los detalles del dado: las cinco caras y su silueta final. Hecho esto, se debe grabar el glifo correspondiente en una de las bases del prisma y dejarlo a un lado. El dado no debe ser alterado más a partir de ahí; si se ha usado un material moldeable, debe dejarse intacto hasta que se endurezca completamente

Finalizado un dado, es preciso desterrar todo rastro psíquico del aspecto del dado recién fabricado antes de empezar con el siguiente, ya sea con unos segundos de no-mente, risa, o un ritual de destierro. Una vez se tengan moldeados todos los dados, se hace un destierro a modo de cierre del ritual. Si se está usando un material que debe ser endurecido con algún tipo de proceso especial (poniéndolo al horno o mezclándose con algún químico por ejemplo) este se hará ahora. Debido al gran numero de runas y al esfuerzo que puede suponer crearlas todas de una sola vez es recomendable hacer las runas en tandas, tomándose un descanso entre ritual y ritual o entre tanda y tanda de rituales.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El animal secreto del vampirismo y el riesgo que significa.

El siguiente es un ensayo sobre el vampirismo nocturno (o como preferimos llamarlo "vampirismo predatorio*") y sus riesgos. Si bien hemos estudiado los métodos y prácticas vampíricas (Quien escribe es llamado Malkavian, despues de todo), nos consideramos un ser vampírico, ni llevamos ese camino a la práctica en realidad, así que el siguiente contenido se origina de reflexiones sobre la observación de las prácticas vampíricas ajenas, en vez de la experiencia personal.

El vampiro es un ícono cultural que ha sabido adaptarse al correr de los siglos, pasando de ser un peligro considerado real y de temer, a una figura arquetipal del terror en las obras de arte, terminando como la imagen de todo aquello a lo que aspira el gótico postmoderno promedio.
Y esto es entendible: con la caida del teocentrismo que antaño gobernaba la cultura mundial, el vampirismo fué perdiendo contras y ganando pros: hoy, poco importa quedar condenado a jamas ver el reino de los cielos, quedando atrapado…

¿Que es un Caota?

No existe para el caota (o caoista) pregunta más incómoda que la de "tú, ¿a qué tipo de magia te dedicas?", o peor aún: "tú, ¿a qué religión perteneces?". La respuesta, dependiendo de a quien se le pregunte, puede ser "a ninguna, pero a todas a la vez", "a "esta", pero solo por ahora", "a ninguna, pero quizá mañana pertenezca a aquella" o simplemente "a ninguna" o "a esta". Si obtenemos una de las dos últimas respuestas de un caota, es porque este o esta o bien piensa que ya sabemos que es caota y le estamos preguntando por su estado actual, o que considera que no vale la pena darse a conocer mucho hacia su interlocutor. Las otras respuestas generarán todo lo que pueden generar: desconcierto, la impresión de que el tipo está mintiendo por miedo o vergüenza, o simplemente una pequeña risa nerviosa que oculta la más grande incomprensión. En realidad, las respuestas más honestas serían "No pertenezco a …